La Independencia catalana ha venido siendo la protagonista de los titulares de todos los medios de comunicación españoles y en menor grado de los medios internacionales. En Octubre se han vivido días de incertidumbre y espera, todos a la expectativa de conocer cuál será el resultado de esta lucha de poderes dentro del territorio español.

Las razones que Cataluña tiene para desear ser una república independiente, vienen dadas desde siglos pasados y han ido transmitiéndose de generación en generación. Se antepone la idea de que es un pueblo soberano que se siente oprimido por parte de España, como ejemplo, basta que durante la época franquista se prohibió que usaran su lengua nativa, el catalán. Lluís Companys en 1934 intentó proclamar la independencia de Cataluña,  ¡Viva Cataluña! ¡Viva la República! fueron las palabras que utilizó desde el balcón del ayuntamiento tras declarar la independencia. Muy poco duró la alegría ya que esa declaración fue disuelta. Además varios alcaldes fueron despojados de sus cargos, la autonomía estatutaria suspendida. Finalmente Companys decide exiliarse en Francia ya que fue acusado de terrorista y acusado de rebelión junto con su demás compañeros de gobierno, les dictaron prisión de 30 años. Su estadía en Francia no fue muy larga, este país no estaba de acuerdo con su extremismo, en 1939 a finales de la Guerra Civil y con la Segunda Guerra Mundial a puertas, fue detenido y fusilado.

En la actualidad las razones han ido transformándose, y los catalanistas se apoyan fundamentalmente en las bases económicas y la política. Defienden que cada año el gobierno Español les ha quitado una gran parte de lo que ellos han ingresado al gobierno en forma de impuestos, ya que la percepción del movimiento económico en Cataluña es grande y se conoce que es un centro de actividades multitudinaria que cada día acoge a miles de turistas.

Anuncios