Constantemente nos vemos influenciados por la necesidad de crear riqueza, como todos sabemos la mejor manera de lograrlo es trabajando duro, y asegurar que al final de cada mes nos envíen un aumento en la nómina de nuestro banco,es decir, con un sueldo estable. Eso explicado de manera simplificada y rápida.

Pero, en qué se basan los países para conseguir aumentar su riqueza, cuando en teoría ellos no reciben ningún sueldo. Pues bien, ese es el punto, un país está formado por un conjunto de personas que habitan un determinado territorio, del cual aprovechan sus recursos  para producir bienes que satisfagan las necesidades de los consumidores. A partir de este concepto se pueden clasificar a los países entre países ricos y pobres, porque para que un país sea rico ha de ser eficiente a la hora de administrar sus recursos para que los bienes producidos sean precisamente los que desean consumir las personas. Como aspecto importante se puede añadir, que la existencia de un Estado facilita que se intervengan  actividades que necesitan un empuje para desarrollarse. Y que además garantice el bienestar de sus ciudadanos.

Historia

Hasta hace apenas unos siglos la forma en la que se podía adquirir un bien, era el de intercambiar uno que te sobraba por otro que necesitabas. A esta forma de intercambio se le conoce como trueque. Y en una economía basada únicamente en la supervivencia y no en la producción masiva resulta claramente eficiente. Pero porqué se dejó de utilizar? Para poder intercambiar unos bienes por otros se necesita la existencia de un mercado, y además uno de los requisitos que debe cumplir este intercambio es el de equidad, es decir, que los dos sean de un mismo valor. Y este último es la mayor razón por la que hoy existe el dinero, ya que otorgar un valor a un producto es mucho más fácil si se lo hace a través de una unica unidad de medida fija, que permita quantificar el valor de cualquier objeto que necesite ser comprado o vendido. Si se lo tuviese que valorar a un producto cada vez basándose en un producto diferente, el intercambio sería agotador ya que siempre se necesitaría llegar a un acuerdo con nuestro vendedor comprador hasta que los dos considerasen el cambio justo. A parte que el hecho de transportar la mercancía hacia el mercado dependiendo del producto en algunos casos podría significar una completa aventura, sobre todo si es algún producto como el ganado.

Anuncios